Algunos de los productos resultan tan novedosos e innovadores que pueden provocar un cambio radical en la sociedad y modelo de conducta de las personas, es el caso de dispositivos como el iPad. Es muy común pensar que estos productos siguen una evolución lineal. Siguiendo el ejemplo del iPad, su evolución lineal se basaría en predecesores como el Palm Pilot, los tablet PCs con Windows, y los iPhones. Pero esta idea es errónea.

De hecho, los productos revolucionarios surgen de una combinación de factores. Dentro de la empresa y fuera, la gente adquiere nuevas tecnologías y nuevas formas de utilizar los aparatos. Por este motivo, no sólo la tecnología cambia a las personas, sino que las personas cambian el rumbo de las nuevas tecnologías. Esa es la clave del éxito de Apple, la compañía se anticipa a lo que los consumidores necesitan.

Cualquiera podría seguir este método de innovación, y no necesariamente en el sector de las tecnologías. A continuación ofrecemos una serie de pasos sobre cómo hacerlo según James McQuivey (Forrester Research)

1. Explora las necesidades: Comienza con una comprensión clara de las necesidades de la gente. Observarlos. Analiza sus frustraciones. Extrae ideas para mejorar la experiencia completa de tus productos o servicios. E identifica las posibilidades que tu compañía podría explotar.

2. Actúa en el espacio en el que tus competidores no pueden actuar, de esta manera ofrecerás algo que nadie más ofrece y te adelantarás a tus rivales.

3. Persiste en el camino de la innovación: No hay que limitarse a hacer lo mejor, lo más barato, rápido o sencillo. Compensa tus insuficiencias con tus capacidades. Adelántate a tus posibles necesidades porque en el mundo digital es importante r un paso por delante de tus competidores.

Fuente : marketingdirecto.com

Anuncios